El Canelazo Digital

Anunciate Aquí Ya!
A+ A A-

USA: Sigue el luto por Nancy Reagan, a la espera de su funeral el viernes

SIGUEN LLEGANDO NUMEROSAS "MUESTRAS DE ADMIRACION", POR LA EX 1RA. DAMA

EFE | Lucia Leal *Washington -- Las banderas estadounidenses ondeaban ayer a media asta en casi todo el país en señal de luto por la muerte de Nancy Reagan, mientras siguen llegando muestras de admiración por la ex primera dama, cuyo funeral tendrá lugar este viernes.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó ayer que, hasta el anochecer, las banderas estadounidenses ondeen a media asta en la Casa Blanca y todos los edificios del Gobierno federal en memoria de Reagan, fallecida este domingo a los 94 años en su residencia de Los Ángeles (California) debido a un fallo cardíaco.

"Creo que se ha documentado bien el extraordinario apoyo y fuerza que ella proporcionó (al expresidente estadounidense Ronald Reagan) durante momentos realmente difíciles", aseguró Obama en declaraciones a los periodistas durante un acto en la Casa Blanca.

"Él tenía suerte de tenerla, y la echaremos de menos", agregó el mandatario, y dijo que él también tiene una esposa "extraordinaria", Michelle Obama, y sabe por tanto "cuánto significó (Nancy) no solo para el expresidente Reagan, sino para el país entero", concluyó Obama.

Obama recordó que conoció en persona a Nancy Reagan poco después de asumir el poder, en 2009, y ella "no pudo haber sido más elegante y encantadora con Michelle y conmigo cuando acabábamos de llegar a la Casa Blanca".

El luto por la esposa de Reagan continúa también en la biblioteca y museo presidencial dedicados al legado del mandatario (1981-1989), que estarán cerrados hoy y mañana.

El miércoles por la tarde y el jueves por la mañana, el ataúd de la primera dama estará en la biblioteca presidencial situada en Simi Valley (California) para que los estadounidenses que lo deseen puedan acercarse a presentar sus respetos, según anunció hoy en un comunicado ese museo.

El viernes, tendrá lugar el funeral, que será privado y comenzará a las 11.00 hora local (19.00 GMT), de acuerdo con el anuncio oficial.

El director ejecutivo de la biblioteca presidencial, John Heubusch, aseguró este domingo que después del funeral "la primera dama será enterrada junto a su marido", fallecido en 2004, en el terreno del museo.

Se espera que al funeral asistan el expresidente George W. Bush (2001-2009) y su esposa Laura, entre otros dignatarios, según apuntó Heubusch a la cadena de televisión CNN.

Los actos organizados son similares a los programados cuando falleció el expresidente Reagan, cuyo ataúd se expuso en la biblioteca presidencial y unas 250.000 personas se acercaron para despedirse del mandatario republicano.

Al contrario que con los presidentes, en EE.UU. no hay un protocolo establecido para el luto de las primeras damas, e incluso la decisión que tomaron hoy Obama y varios gobernadores estatales de colocar a media asta las banderas es algo que no se ha hecho con todas las esposas de mandatarios fallecidas en las últimas décadas.

La orden de Obama incluye también las banderas estadounidenses en las instalaciones militares, buques de la Armada y embajadas y oficinas consulares del país en todo el mundo.

Mientras, decenas de personas se acercaron entre el domingo y hoy a las puertas cerradas de la biblioteca presidencial en Simi Valley para dejar ramos de flores en memoria de la ex primera dama.

"Cuando su marido no podía hablar (por el Alzheimer), ella supo hablar muy elocuentemente por él. Se ha acabado una era, con (la muerte de) su marido y ella", aseguró una de esas visitantes, Amy Patterson, de 58 años, al diario Los Angeles Times.

Nancy Reagan, una actriz neoyorquina que se casó en 1952 con el futuro gobernador y presidente de EE.UU., fue una primera dama sofisticada y la asesora más cercana de su marido, y al final de su vida, una influyente voz en favor de la investigación con células madre contra el Alzheimer, la enfermedad que sufrió su esposo.

Solía decir que su vida comenzó cuando conoció a "Ronnie", como llamaba cariñosamente a su esposo, y cada junio desde 2004 se sentaba junto a su tumba para conmemorar el aniversario de su muerte. Ahora descansará junto a él.

Valora este artículo
(0 votos)
volver arriba