Get Adobe Flash player

Menú Principal

Carlos N. Tatis

Carlos N. Tatis

Carlos TATIS | Dodger Stadium, *Los angeles -- Después de tres intentos fallidos, Estados Unidos, la principal potencia de la disciplina, levantó el trofeo al final del Clásico Mundial de Béisbol. El orden fue reestablecido. El inventor del juego, mayor productor de peloteros y dueño de la liga más importante del planeta consiguió el trofeo que consagra lo anterior. Se impuso la lógica, en el menos lógico de los deportes.

El derecho Marcus Stroman lanzó seis entradas sin permitir indiscutibles y la ofensiva de Estados Unidos igualó su mejor producción ofensiva del torneo para derrotar 8 carreras por 0 a Puerto Rico en la final del Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

Puerto Rico (7-1) fue blanqueado por segunda final consecutiva del clásico, Estados Unidos (6-2) ganó su primer título en su primer viaje a la final en cuatro ediciones del mundial de pelota. Japón (2006 y 2009) y República Dominicana (2013) ganaron las versiones anteriores. Puerto Rico, que tenía 55 carreras en siete juegos en las últimas dos semanas, no ha podido anotar en 18 entradas en las últimas dos finales del clásico.

"Como dije en la conferencia antes del juego. Nosotros estábamos tratando de hacer a Estados Unidos grande otra vez", adujo Jim Leyland,

Leyland salió de su retiro para aceptar el honor y la enorme responsabilidad de dirigir al equipo más talentoso, pero también al que más debía desde que el Clásico Mundial fue creado hace más de una década.

"Esta fue una gran experiencia. En primer lugar, felicidades a todos los equipos. Como mencioné -Colombia y Holanda- el otro día. Felicitaciones a todos los equipos. Fue un gran evento. Obviamente fue un momento muy especial", precisó el ganador de tres premios de Manager del Año y una Serie Mundial en Grandes Ligas.

"Esto es diferente a la Serie Mundial, para ser honesto. No voy a comparar los dos eventos. Creo que tienes que mantenerlos separados", concluyó el veterano dirigente.

Estados Unidos, que había alcanzado las semifinales una vez en tres visitas al Clásico Mundial, tuvo que superar rivales como República Dominicana, Venezuela, Japón y Puerto Rico, la crema de la crema del béisbol mundial actualmente, para conseguir el título. Jugando contra un equipo invicto que había hecho todo casi perfecto, se podía percibir el drama en Chavez Ravine antes que arrancara el encuentro. Cuando cantaron la alerta del "playball", hubo un equipo superior en Dodger Stadium.

Estados Unidos inauguró el marcador en la tercera con sencillo del cátcher Jonathan Lucroy y cuadrangular del intermedista Ian Kinsler.

Christian Yelich, en el quinto, impulsó a Ian Kinsler con sencillo y el inicialista Eric Hosmer lo mandó al plato con rodado al cuadro.

Brandon Crawford, en la séptima, bateó sencillo de 2 carreras con las bases llenas y el bateador designado Giancarlo Stanton impulsó otra con sencillo para poner la pizarra 7x0.

Los campeones anotaron por última vez en el octavo episodio. Con esa plataforma ofensiva, Marcus Stroman sencillamente se fue poniendo más y más fuerte y el título alejándose más y más de los boricuas.

"Adoro lanzar en estos momentos. Amo la atmósfera, me siento el más grande del juego y mientras más sube la tensión, más efectivo me pongo", puntualizó Marcus Stroman, quien fue nombrado el Jugador Más Valioso del Clásico Mundial. "Me siento orgulloso de ser un lanzadorr de juegos grandes. Este fue probablemente uno de los más grandes, sino el más grande, que he lanzado", concluyó.

Marcus Stroman, quien permitió seis indicutibles antes de realizar el primer out en su salida del pasado viernes contra Puerto Rico en San Diego, lanzó magistralmente en los primeros seis episodios y tenía un partido sin hits en progreso cuando el jardinero Angel Pagan conectó un doble abriendo la séptima entrada. El derecho, otorgó un boleto, ponchó tres bateadores y colocó en la zona de strike 44 de sus 73 lanzamientos.

"Es béisbol, a veces los hits caen, otras no; pienso que estuve mejor con mi localización y mi sinker estuvo cayendo más bajito. La última vez se estuvo quedando alto", dijo Stroman

El derecho de Toronto Blue Jays terminó el torneo con récord de 1-1, efectividad de 2.35, 9 ponches, 2 bases por bolas, 12 indiscutibles y 4 carreras permitidas en 15.1 entradas.

Estados Unidos, tuvo en sus lanzadores el punto más fuerte en la conquista de la corona. Los abridores norteamericanos se combinaron para efectividad de 1.35, con 5 carreras limpias permitidas en 36 entradas. Antes de que Marcus Stroman fuera bateado por Puerto Rico en la segunda ronda en el Petco Park, los abridores de Estados Unidos tenían 17.1 innings sin carreras. El staff completo tuvo efectividad de 2.15 (17 CL en 71.0 IL) y solamente permitió 2 carreras en las últimas 26 entradas.

"Antes de comenzar, no sabía mucho sobre los lanzadores de los otros equipos. Conocía algo de algunos de sus abridores y de algunos de sus principales relevistas, pero no conocía a todo el mundo. Pero después de mirar todo, sentí que nosotros teníamos el cuerpo de lanzadores más profundo en la combinación de abridores y relevistas. Y eso se hizo realidad", dijo Jim Leyland.

Estados Unidos tuvo 6 de los 8 encuentros con marcadores cerrados, comenzando con un triunfo 3x2 en 10 entradas ante Colombia en su debut en Miami, pero en dos ocasiones vencieron 8x0 a sus oponentes. (Canadá para cerrar la primera ronda en Miami y lograr el boleto a la segunda fase de San Diego y a Puerto Rico para conquistar la corona).

"Todas las noches fue un juego duro, porque todos los equipos son buenos", dijo Christian Yelich, quien bateó de hit en 6 de 8 juegos de Estados Unidos. "No hubo juegos fáciles en el torneo. Los otros equipos jugaron con pasión y sus aficionados estuvieron apoyando. Los americanos también se mostraron en la gradas este año", agregó.

 

"En San Diego, cuando jugamos contra República Dominicana y ante Japón y, obviamente en la final ante Puerto Rico, nuestros aficionados hicieron que fuera divertido ser parte de todo esto", concluyó Yelich

WBC 2017: TODOS ESTRELLAS 

Marcus Stroman, el Jugador Más Valioso, encabezó el equipo Todos Estrellas del Clásico Mundial de Béisbol del 2017, que tuvo 5 jugadores de Puerto Rico: El receptor Yadier Molina, el intermedista Javier Báez, el torpedero Francisco Lindor, el antesalista Carlos Correa y el bateador designado Carlos Beltrán.

Estados Unidos tuvo a Stroman, el inicialista Eric Hosmer y el jardinero Christian Yelich, Holanda al jardinero Wladimir Balentien, República Dominicana al jardinero Gregory Polanco, Israel al lanzador Josh Zeid y Japón al relevista Kodai Senga.

WBC 2017: ASISTENCIA

Los 51,565 fanáticos acudieron -al Dodger Stadium- al partido final, aumentó a 1,086,720 el récord de asistencia de todos los tiempos para un Clásico Mundial de Béisbol. El récord anterior fue de 885,112 en 2209. A los tres juegos de la última ronda entraron 109,892 personas. Inf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

Carlos TATIS | Dodger Stadium, *Los angeles -- Estados Unidos, ahora que avanzó por por primera vez a la Final del Clásico Mundial de Béisbol, hará todo lo posible por evitar que la ansiedad de conquistar un título, que muchos consideran le pertenece por herencia, se convierta en su peor enemigo.

Tanner Roark y seis relevistas se combinaron para permitir 4 indicutibles y 1 carrera y los jardineros Andrew McCutchen y Adam Jones impulsaron una carrera cada uno y Estados Unidos derrotó 2 carreras por 1 a Japón, en el Dodger Stadium de Los Angeles, en una grandiosa segunda semifinal de la cuarta edición del campeonato mundial de Béisbol.

Estados Unidos (5-2) se medirá hoy a Puerto Rico (7-0), que superó a Holanda en 11 entradas, en la primera semifinal. Mientras los boricuas juegan el partido por el campeonato por segundo torneo consecutivo, los norteamericanos ya pueden presumir de su mejor resultado del Clásico Mundial desde que el campeonato fue creado hace 11 años.

Marcus Stroman, quien permitió seis indicutibles y cuatro carreras antes de sacar el primer out contra Puerto Rico en la segunda ronda en San Diego, abrirá por Estados UnidosSeth Lugo (2-0, 2.45) está programado para comenzar por los caribeños.

''No, lo dije antes, dije que al venir a este evento realmente no quería hablar del hecho de que Estados Unidos nunca lo ganó y que nunca ha ido a la final. No pensé que eso fuera un gran problema. Quise hacer esto, como he dicho, para que fuera un recuerdo para los jugadores. '', dijo el manager Jim Leyland.

''He hablado mucho sobre ello, hacer una memoria. Con suerte, una muy buena, independientemente de los resultados de hoy. Ha sido para mi un honor absoluto'', puntualizó el tres veces ganador del Manager del Año con más de 1,700 victorias y una Serie Mundial en Grandes Ligas.

Estados Unidos jugando debajo de una llovizna desde el primer lanzamiento hasta la última entrada, tomó venganza de Japón en el mismo escenario en donde cayó vencido en las semifinales del 2009.

Tanner Roark no permitió carreras en cuatro entradas, el relevista Nate Jones aceptó un jonrón en 1 1/3 de entradas trabajadas. 

Sam DysonMark MelanconPat Neshek y Luke Gregerson se combinaron para tirar 3 entradas y 2/3  de un hit y frenar a la única selección que ha estado en semifinales en las cuatro ediciones del Clásico Mundial y conquistó los 2 primeros eventos.

''Bueno, me sentí muy bien. El brazo se sentía bien, se sentía bien y suelto. Las condiciones del tiempo fueron un poco duras, pero quiero decir, ambos equipos tuvieron que luchar y lidiar con eso, así que no hay nada que puedas hacer al respecto'', adujo Tanner Roark, quien solamente hizo 48 lanzamientos debido a que tenía nueve días sin lanzar.

Tanner Roark y el derecho japonés Tomoyuki Sugano se enfrascaron en un duelo de pitcheo hasta la cuarta entrada, cuando Estados Unidos tomó el comando del partido con la ayuda de un error de dos bases del intermedista Ryosuke Kikuchi en batazo de Christian Yelich con un out.

Después que Tomoyuki Sugano otorgara base por bolas en conteo de 3 & 2 al inicialista Eric HosmerAndrew McCutchen metió lineazo de hit al jardín izquierdo para impulsar a Yelich.

''Fue bueno poder traer la carrera, pero pienso que el crédito lo merece Eric Hosmer por negociar ese boleto. Fue un gran turno que me abrió la oportunidad de llegar al plato y remolcar la carrera'', dijo Andrew McCutchen, un ganador del premio Jugador Más Valioso de la Liga Nacional con los Pittsburgh Pirates.

Tomoyuki Sugano no pudo estar mejor, trabajó seis entradas de tres indiscutibles, seis ponches y un boleto ante la poderosa artillería norteamericana. El derecho de los Gigantes de Yomiuri realizó 81 lanzamientos (el límite es de 95 para la ronda final del torneo), 48 en la zona de strike.

Tanner Roark, de los Nacionales de Washington, permitió dos hits, transfirió un bateador y ponchó uno. Cuando Roark se marchó, Ryosuki Kikuchi se reinvindicó, pegando un cuadrangular solitario por el jardín derecho a una recta a 98 millas por hora de Nate Jones para empatar el partido -en la sexta entrada- a una carrera.

Brandon Crawford -en la 8va entrada y después de un out- pegó sencillo, Ian Kinsler siguió con doble que lo movió a tercera y Adam Jones remolcó a Crawford con un rodado a 3ra base contra el relevista Kodai Senga para darle la ventaja 2 carreras por 1 a Estados Unidos y provocar el inicio de una celebración adelantada entre la mayoría de los 33 mil fanáticos que desafiaron las implacables condiciones del tiempo para presenciar el duelo.

Estados Unidos, ahora tendrá la gran prueba de enfrentar a Puerto Rico, que ya le ganó un encuentro en este torneo. El otro enemigo, el rosario de fallos que ha tenido la selección de las barras y las estrellas para ganar el torneo que ellos mismos inventaron.

''Pero, no sentía presión'', dijo Jim Leyland por la cuasi obligación que supone para USA, la mayor potencia mundial de béisbol, de ganar su primera corona del clásico.

''Mucha gente quería hacer la gran cosa de eso. No siento ese tipo de presión. Siente presión durante los juegos 2x1..? Absolutamente..! Muéstrame el dirigente que puede sentarse allí tranquilo y fresco en este tipo de evento en un juego que está 2 carreras por 1, y te mostraré a alguien que no se siente bien'', concluyó Leyland.

''Tenemos un gran grupo de muchachos en este equipo que han dedicado este tiempo para tratar de ganar algunos juegos de pelota. Sacrificios fueron hechos, y no hay egos cuando esa puerta se abre. Eso es lo bueno de este equipo'', agregó Andrew McCutchen.

''Todo el mundo es una superestrella en este equipo. Todo el mundo es un bateador que puede ser tercero en la alineación, pero alguien va a tener que batear de séptimo, alguien va a tener que batear de octavo. No hay egos, ni siquiera con el pitcheo. Es lo mismo. Así, que eso es lo primero y lo más importante'', puntualizó.

SEMIFINALES: ACTO CEREMONIAL DEL "CLASICO MUNDIAL" 

Primer lanzamiento: El el antiguo lanzador japonés de los Dodgers de Los ÁngelesHideo Nomo, realizó el lanzamiento ceremonial de la primera pelota antes del partido entre Estados Unidos y Japón. Nomo, quien ganó 123 partidos en 12 temporadas en Grandes Ligas y fue el Novato del Año de la Liga Nacional en 1995, fue asistido por su ex manager en Los Ángeles, Tom LaSorda, un miembro del Salón de la Fama de Cooperstown desde 1997.

 

Asistencia: Con los 33,462 que entraron al Dodger Stadium anoche, aumentó a un millón, 35 mil, 155 aficionados la asistencia general a los primeros 44 partidos del Clásico Mundial de Béisbol del 2017. En el 2006 asistieron 737,112; 801,408 en el 2009 y 781,438 en el 2013. En total, cerca de 3,4 millones de aficionados han comprado boletas para ver los juegos del Clásico Mundial en sus primeras cuatro versiones.

La Final: Puerto Rico, que será el dueño de la casa, mandará al derecho Seth Lugo (2-0, 2.45) al montículo en su segunda aparición consecutiva en la final del Clásico Mundial. Estados Unidos contará con el derecho Marcus Stroman (0-1, 3.86) para tratar de conquistar su primera corona.

Puerto Rico lidera -3 victorias ante 2 derrotas- la serie particular de por vida en el Clásico Mundial contra Estados Unidos y avanzó a semifinales con triunfos ante los ''gringos'' en los últimos dos clásicos. La última vez que se encontraron en el campo, el viernes de la semana pasada, los boricuas pegaron seis indicustibles consecutivos contra Marcus Stroman antes de fallar su primer turno para lograr un triunfo 6 carreras por 5 en San DiegoInf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

 

Carlos TATIS | Dodger Stadium, *Los angeles -- Estados Unidos será el rival de Puerto Rico en la Final del Clásico Mundial de Béisbol, tras vencer a Japón 2 carreras por 1 bajo una constante llovizna en el Dodger Stadium de Los Ángeles.

Los estadounidenses ante 33,462 fanáticos que desafiaron la lluvia, cobraron venganza de los japoneses, que -en el mismo escenario- ocho años atrás, en el II Clásico, los dejaron en el camino también en la etapa semifinal.

Tomoyuki SuganoTanner Roark, los abridores,  se enfrascaron en un gran duelo de pitcheo durante el primer tercio del partido, en el que ninguno dio libertades a sus contrarios.

Estados Unidos, en el principio del cuarto, aprovecharon un error del segunda base Ryosuke Kikuchi sobre batazo de Christian Yelich, que le permitió al jugador de los Marlins de Miami colarse hasta la intermedia. Desde allí anotó en carrera sucia cuando Andrew McCutchen, después de dos outs, conectó sencillo remolcador al jardín izquierda.

Tanner Roark trabajó cuatro episodios con apenas 48 lanzamientos, permitió dos indicutibless, uno de ellos dentro del cuadro, ponchó a uno, otoró un boleto y golpeó a un bateador.

Tomoyuki Sugano, por su lado, realizó 81 lanzamientos en seis episodios de labor, con tres imparables y una carrera inmerecida. Caminó a un hombre y dejó a seis contrarios con la carabina al hombre, tres veces al cuarto bate Nolan Arenado, quien en total se ponchó cuatro veces en igual cantidad de turnos y ha tenido un torneo para el olvido.

Ryosuke Kikuchi, en el cierre del sexto episodio,  se desquitó del error que había costado una carrera y le botó la pelota por el jardín derecho -para igualar el partido a una carrera- al relevista Nate Jones, segundo lanzador utilizado por Jim Leyland.

Brandon Crawford, en el octavo, le disparó sencillo al relevista Kodai Senga, quien había ponchado a los primeros cuatro bateadores que había enfrentado.

Crawford avanzó a tercera por doblete de Ian Kinsler y anotó la carrera de la ventaja al aprovechar una imprecisión defensiva del antesalista Nobuhiro Matsuda sobre rodado de Adam Jones.

Sam Dyson, cuarto lanzador utilizado por Jim Leyland, fue el pitcher ganador, mientras que Kodai Senga cargó con la derrota.

Mark Melancon, recién contratado por los Gigantes de San Francisco por 62 millones de dólares, hizo su debut -en el cierre del octavo- en este torneo .

Melancon, quien se unió a la selección de las barras y las estrellas para ésta etapa del evento, se metió en problemas al permitir un sencillo y regalar un boleto en dos tercios.

El manager norteamericano lo levantó rápido de la lomita y trajo al derecho Pat Neshek, de envíos laterales, quien puso fin a la amenaza al dominar al cuarto bate de los asiáticos, Yishimoto Tsutsugoh, quien acumulaba tres bambinazos y ocho impulsadas en todo el campeonato.

Luke Gregerson, sexto lanzador estadounidense, retiró el noveno de 1-2 y 3 para apuntarse el rescate.

Estados Unidos llega por primera vez a la final en un Clásico Mundial, donde enfrentará a Puerto Rico, que ya fue finalista en el 2013. Inf. de Jorge Morejón de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

LOS BORICUAS -7 VICTORIAS AL HILO- BUSCAN GANAR INVICTO EL CLASICO MUNDIAL

Carlos TATIS | Dodger Stadium, *Los angeles -- Puerto Rico mantuvo su invicto para avanzar por segunda ocasión consecutiva a la final del Clásico Mundial de Béisbol, al vencer en un intensísimo partido en Dodger Stadium a Holanda con pizarra de 4 carreras po 3. Por eTeam Rubio Eddie Rosario,  en la parte baja del innings 11, empujó -con elevado de sacrificio- a Carlos Correa desde tercera base.

Los holandeses, ante 24,865 fanáticos,  atacaron en el mismo primer episodio al abridor puertorriqueño Jorge López, quien si no sufrió un mayor daño fue gracias a la genialidad de su receptor Yadier Molina.

Andrelton Simmons se embasó con infield hit por tercera y Jorge López golpeó a Xander Bogaerts, Pero Yadiel Molina sorprendió a Simmons movido en segunda base para el primer out.

Jurickson Profar continuó el ataque con sencillo a lo corto del jardín derecho, pero Xander Bogaerts fue bien detenido en la antesala ante el cañón de RosarioProfar festejaba su imparable y regresaba con calma a la primera base, pero Yadiel Molina se percató y le lanzó la pelota al inicialista T.J. Rivera, quien tocó al corredor para el segundo out de la entrada.

Sin lograr dominar a bateador alguno, el abridor boricua ya tenía la entrada punto de mate, pero Wladimir Balentien le botó la pelota, con celebración incluida, para poner la pizarra 2x0. Para Balentien fue su 4to. cuadrangular del Clásico Mundial, con 12 carreras remolcadas.

La ventaja holandesa duró poco, pues después de uno fuera, Francisco Lindor le sonó doblete al abridor Rick Van Den Hurk y Correa conectó batazo de película completa para igualar el marcador.

En el cierre de la segunda entrada, con dos outs en la pizarra, T.J. Rivera disparó cuadrangular por el jardín izquierdo para darle ventaja 3 carreras por 2 al equipo de la Isla del Encanto.

Van Der Hurk, trabajó 2 entradas , con tres carreras limpias permitidas. Jorge López, laboró 2 entradas y dos tercios con par de carreras limpias admitidas. Ambos abridores saltaron -de la lomita- ante del primer tercio del partido.

Luego de salir los dos abridores, el partido que comenzó con una guerra de batazos, se convirtió en un duelo de lanzadores, en el que los dos cuerpos de relevistas consiguieron aplacar amenazas una detrás de otra, gracias a una defensa férrea de ambos lados, que consiguió siete jugadas de doble matanza.

Yurendell Decaster, en el comienzo del 4to. episodio,  estuvo a punto de igualar las acciones ante el relevista Héctor Santiago, pero Raymond Fuentes capturó la pelota justo sobre la cerca del jardín central.

Jair Jurrjens, relevista derecho, en la baja de la cuarta entrada, se metió en problemas y llegó a tener corredores en las esquinas con un solo out, pero se las arregló para dominar a Rivera y Raymond Fuentes.

Los europeos volvieron a provocar otra celebación en el quinto, por doblete de Shawn Zarraga que remolcó a Wladimir Balentien desde la intermedia; para igualar las acciones a tres carreras, pero Jonathan Schoop, quien corría desde primera, fue puesto out en el plato por tiro de relevo de Javier Báez.

El desenlace, del histórico partido, llegó con la polémica regla de colocar corredores en primera y segunda iniciando el undécimo episodio.

Yadiel Molina se sacrificó, Javier Baez fue boleado intencionalmente y Rosario definió el choque con elevado al jardín  central, con suficiente distancia para que Correa anotara en pisa y corre desde la antesala.

Puerto Rico, ahora espera por el ganador -de hoy- en la semifinal, entre Estados Unidos y Japón, para disputar el partido de la coronaInf. de Jorge Morejón de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

Carlos TATIS | Petco Park, *San Diego, CA -- Giancarlo Stanton, bateador designado, bateó cuadrangular descomunal en la cuarta entrada, y el jardinero central Adam Jones robó un cuadrangular a Manny Machado en el séptimo episodio, para que Estados Unidos derrotara 6 carreras por 3 a República Dominicana, para lograr su pase a las semifinales del Clásico Mundial de Béisbol.

Estados Unidos, jugando ante 43,002 aficionados, en el Petco Park de San Digo, se ajudicó el segundo lugar del Grupo II y se apuntó para las semifinales en el Dodger Stadium de Los Ángeles.

Puerto Rico y Holanda jugarán -mañana lunes-, mientras que -el martes- Estados Unidos se medirá a Japón. Los ganadores avanzarán al partido por el campeonato, que República Dominicana obtuvo hace cuatro años con marca perfecta de 8 victorias sin derrotas.

En un encuentro de altos kilates y muchas expectativas, los norteamericanos tomaron venganza ante los dominicanos, que le habían ganado los dos enfrentamientos anteriores, incluyendo en la primera ronda, el pasado sábado en Miami ante una asistencia récord para el Marlins Park.

Ervin Santana, lanzador derecho, entró en roster para la segunda ronda del campeonato, abrió -por los criollos- lanzando por la zona de strike sus primeros cinco pitcheos y retiró a seis de siete bateadores en las primeras dos entradas para dos ceros con pocos inconvenientes.

Santana, el probable abridor del día inaugural para los Mellizos de Minnesota, no ha permitido carreras en cinco entradas en la primavera, pero no lanzaba desde el 4 de marzo, cuando laboró tres episodios contra los Azulejos de Toronto.

El quisqueyano fue atrapado por los bateadores norteamericanos en el tercero. Giancarlo Stanton bateó sencillo, Jonathan Lucroy lo movió a la antesala con otro indiscutible, Ian Kinsler se arrastró por el cuadro para forzar en segunda base y remolcar a Stanton. Después de dos outs Christian Yelich metió largo doble que impulsó a Kinsler para igualar el encuentro a 2 carreras.

Santana, en la cuarta entrada, retiró a los dos primeros bateadores, pero el torpedero Brandon Crawford pegó sencillo y Stanton le siguió con un bambinazo de 403 pies al segundo balcón del jardín izquierdo para poner el marcador 4 carreras por 2 a favor de Estados Unidos ante la algarabía de la mayoría de los aficionados que llenaron el parque de los Padres de San Diego.

Elvin Santana (0-1), en su debut en el Clásico Mundial de Béisbol, permitió 6 indiscutibles y 4 carreras, no otorgó boletos y ponchó dos. El zurdo Danny Duffy (2-0) se anotó su segundo triunfo del campeonato.

República Dominicana, había tomado la delantera en la primera entrada contra Danny Duffy. Después que fildeó limpiamente un rodado de José Reyes, el torpedero Crawford, ganador del Guante de Oro de la Liga Nacional en las dos temporadas anteriores, cometió error en batazo de Manny Machado, quien anotó por un doblete de Robinson Canó. El inicialista Carlos Santana impulsó a Canó con fuente sencillo al jardín derecho para el 2x0.

Danny Duffy se metió en problemas en el segundo, cuando permitió sencillo al jardinero Gregory Polanco y doble al receptor Welington Castillo, pero se repuso dominando a José Reyes, Manny Machado y Robinson Canó sin permitir que impulsaran al corredor de tercera base. Duffy dejó el juego tras laborar cuatro entradas de seis hits y una carrera.

En el quintoRepública Dominicana volvió a desperdiciar otra situación de corredores en tercera y segunda con menos de dos outs. Manny Machado bateó sencillo contra Duffy, decretando la partida del zurdo de los Reales de Kansas City.

El relevista Pat Neshek dominó a Robinson Canó, pero Nelson Cruz bateó doblete. Neshek le quemó el bate a Carlos Santana, quien conectó elevadito a tercera base, y ponchó a Starling Marte.

República Dominicana, para la mitad del juego, bateaba de 11-1 con corredores en posición anotadora. Los criollos dejaron ocho corredores varados en las bases frente a cinco lanzadores de Estados Unidos. Gregory Polanco pegó tres hits y bateó 636, para ser el mejor bateador, en el torneo.

En la séptima, Manny Machado bateó una recta del relevista Tyler Clippard, quien entró a lanzar desde el episodio anterior, por encima del lado derecho de la verja del jardín central, donde Adam Jones hizo la atrapada del partido, dando un salto y metiendo su guante dentro del público para robarse un cuadrangular. Robinson Canó siguió con cuadrangular por el jardín izquierdo para acercar a su país por una carrera.

Estados Unidos anotó las carreras del seguro de vida en la octava entrada contra el derecho Alex Colomé. Chistian Yelich negoció boleto, Nolan Arenado falló, pero Eric Hosmer recibió pelotazo. Después que el coach de pitcheo William Castro entró a calmar a Colomé. Andrew McCucthen pegó doblete, que impulsó a Yelich y Hosmer.  

En el noveno, el relevista norteamericano -Luke Gregerson- de Los Astros de Houstonretiró a los tres bateadores que enfrentó para apuntarse, en el Clásico Mundial de Béisbol, su segundo salvamentoInf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

Carlos TATIS | Petco Park, *San Diego, CA -- Gregory Polanco y Nelson Cruz se combinaron para conectar cuadrangulares solitarios y cinco lanzadores se combinaron para aislar ocho indiscutibles y dirigir a República Dominicana a un triunfo 3 carreras por 0 sobre Venezuela, en partido de segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

República Dominicana (1-1 en esta fase y 4-1 en el torneo) ha ganado 12 de sus últimos 13 partidos desde el torneo anterior, cuando conquistó la corona con récord perfecto de 8 victorias sin derrotas, y tiene 4-0 de por vida ante Venezuela (0-2), que quedó al borde de la eliminación con su segundo revés consecutivo en San Diego. Los sudamericanos tienen marca general de 2-4.

La primera mitad del encuentro entre las dos grandes potencias beisboleras latinoamericanas, jugado ante una modesta asistencia de 16,390 fanáticos, fue un duelo de lanzadores entre los abridores Jhoulys Chacín, por Venezuela, y Edinson Vólquez, por República Dominicana.

Chacín (0-1) maniató por completo la poderosa artillería quisqueyana hasta que Gregory Polanco mandó a las tribunas del jardín derecho una recta de 93 millas por hora en conteo de 3-1 con un out en el quinto inning. Chacín, quien firmó con los Padres de San Diego como agente libre en diciembre pasado, permitió tres inatrapables y una carrera, caminó a tres bateadores y tuvo igual cantidad de ponches, estrenando lo que será su nueva casa en Grandes Ligas.

El segunda base Robinson Canó bateó un sencillo después de dos outs contra el relevista José Castillo en la séptima entrada que impulsó a Gregory Polanco al plato para la segunda rayita dominicana.

Nelson Cruz despachó su tercer cuadrangular del torneo en la octava entrada contra el derecho Arcenio León, para la tercera carrera de los dominicanos.

Por República Dominicana, Gregory Polanco de 4-2, H4, 2CA, 1CR y va de 15-8 en el campeonato; Robinson Canó de 3-2 con 1CR y Nelson Cruz con h4, 1CR y 1CA; fueron los mejores con el madero.

Por Venezuela, El jardinero Ender Inciarte conectó dos sencillos y Y. Solarte dos inatrapable, fueron los mejoeres

Edison Vólquez tuvo su labor más prolongada de toda la primavera, realizando 71 lanzamientos en 4.1 entradas, en las que permitió cuatro hits, otorgó dos bases por bolas y ponchó a seis bateadores. Con seis aperturas, el derecho de los Marlins de Miami es el líder entre los lanzadores dominicanos en la historia del Clásico Mundial de Béisbol.

Vólquez -en la 5ta. entrada- caminó al jardinero Odúbel Herrera y permitió sencillo del receptor Robinson Chirinos después de un out, el manager Tony Peña trajo al zurdo Fernando Abad para enfrentar a Ender Inciarte. Abad (1-0) condujo a Inciarte a batear para doble matanza para cerrar el capítulo y retiró el primer bateador del sexto para acreditarse la victoria.

Hansel Robles sacó los últimos dos outs del sexto, Dellin Betances retiró el séptimo, Álex Colomé el octavo y el cerrador Jeurys Familia permitió dos hits en el noveno, pero ponchó a tres bateadores para apuntarse su segundo salvamento del evento.

El estelar inicialista venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, abandonó el partido en la sexta entrada por una molestia en la espalda. El ganador de dos premios de Jugador Más Valioso y 11 Veces Todos Estrellas de Grandes Ligas, fue víctima de una extraordinaria jugada del tercera base dominicano Manny Machado, quien atrapó un rodado encima de la almohadilla y lanzando fuera de balance realizó un tremendo disparo a la primera base para completar el out.

Hernán Pérez salió al campo a defender la primera base por Venezuela en el cierre del episodio y el manager Omar Vizquel informó a la transmisión de televisión que se debió a una molestia en la espalda.

Hoy Viernes, -a las 10:00 de la noche- Estados Unidos (1-0) se mide a Puerto Rico (1-0), el ganador pondrá su record en 2 victorias sin derrotas y se ubicará en una posición muy cómoda de cara a pasar a semifinales.

Mañana sábado-a las 3:30 de la tarde- en la última jornada del calendario regular de la 2da. ronda, Venezuela (0-2) se medirá a Puerto Rico (1-0) y República Dominicana (1-1) a Estados Unidos (1-0), a las 10:00 de la noche. Inf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

Carlos TATIS | Culiacan *Sinaloa, México -- En una Serie del Caribe histórica, celebrada en el Estadio de los Tomateros y que concluyó con un éxito competitivo y organizacional la noche de ayer, dos grandes rachas terminaron.

Los Criollos de Caguas, de Puerto Rico, rompieron dos grandes sequías en Series del Caribe, pues como equipo alcanzaron su primer título en 30 años y como país al fin ganaron uno tras 17 años de espera.

En un gran duelo de pitcheo, Caguas derrotó 1 carrera por 0, en 10 episodios a Águilas de Mexicali, México, para ser el primer equipo en ganar la Serie del Caribe tras iniciar con 0-3 --- desde que se estableció una Final en 2013 --- pues superó el 0-2 de 2015 de Pinar del Río, Cuba.

''Después que perdimos el tercer juego, hice una reunión y les dije a los muchachos que no vine aquí a pasar bochornos, aunque sabía que nos gusta jugar contra la pared", dijo Luis Matos, manager campeón, la noche del martes.

''Puerto Rico al final del torneo se embaló e hizo las cosas para ganar'', comentó Roberto Vizcarra, manager de México tras la derrota.

Venezuela y Puerto Rico comparten la espera más larga para un país repetir un título, que es de 17 años. Venezuela ganó en 1989 con Zulia y rompió la racha con Caracas en 2006 y Puerto Rico ganó en 2000 con Santurce y ahora en 2017 con Caguas.

Hasta ahora, la racha de Caguas entre un título y otro es la segunda más larga en la historia, al quedar en 30. Naranjeros de Hermosillo, de México, tiene la marca actual con 38 al ser campeón en 1976 y repetir en 2014.

Dos equipos con el mote de Águilas participaron en Culiacán y ambos alargaron su cadena sin ganar una corona, Mexicali a 31 al ganar por última vez en 1986 y Zulia a 28 al no ser campeón desde 1989.

Durante los siete días de juegos se registró la mejor asistencia en las últimas 14 Series del Caribe, al entrar con boleto pagado 131,312 aficionados al Estadio de Tomateros, superando los 113,517 de Isla Margarita, Venezuela, en 2014.

''Las expectativas nos sobrepasaron, estamos muy contentos por la respuesta del público, tanto de Culiacán, como de la gente de fuera, el apoyo de todos ustedes, las televisoras, eso hizo que la efervescencia creciera y se dejara venir todavía más gente'', expresó Jaime Blancarte, Director del Comité Organizador.

Puerto Rico inició la serie perdiendo 4-2 ante el anfitrión México y sumó par de derrotas más ante Venezuela, 4 carreras por 3 y Cuba, 6 carreras por 1. En juego de muerte súbita, apaleó a República Dominicana 10 carreras por 2, para avanzar a semifinales donde derrotó 9 carreras por 6 a Venezuela.

David Vidal fue el Jugador Más Valioso de la serie, al batear para 417 -- cuarto mejor promedio -- liderar los jonrones con tres y ser colíder en carreras producidas con cinco.

Caguas terminó con el tercer mejor promedio de bateo por equipos con 252 en seis juegos, pero fue el mejor en carreras anotadas (26), jonrones (5), producidas (24) y bases recibidas (18), pese a ser el equipo que más ponches recibió (42) y más corredores en base dejó (42).

El boricua Iván de Jesús Jr se llevó la corona de bateo con un promedio de 500, al pegar 11 hits en 22 turnos. Fue líder de hits, seguido por su compañero Vidal con 10.

Los relevos de Andrés Santiago (5.1 innings), Miguel Mejía (4 innings) y Ricardo Gómez (3.1 innings) fueron vitales para Puerto Rico, pues ninguno toleró carrera limpia y poncharon a 14 regalando solo cuatro bases por bolas.

Pese a perder el juego del título, México se mantuvo como el país más consistente al seguir con cuatro coronas ahora en siete años, y ser el único que ha jugado todas las finales desde 2013, compilando récord de 3-2.

Dominicana, con Tigres de Licey, también hizo historia, pues por segundo año seguido se fue sin una victorias, y alargó su peor racha de derrotas en su historia a 10. Ningún país había hilvanado años seguidos perdiendo todos sus partidos.

Venezuela alargó a ocho los años en que no gana un título, después de hacerlo en 2009 en Mexicali, México.

Cuba, con los Alazanes de Granma, perdieron la semifinal 1 carrera por 0, ante México y contó con dos grandes lanzadores, Lázaro Blanco, y Vladimir Baños (en conjunto 22 entradas, 11 ponches y una carrera limpia), asi como con el jardinero Yoelkis Céspedes, que enseñó su gran brazo y bateó 313.

El mexicano Sebastián Valle hizo historia al conectar el primer grand slam que termina un partido en una Serie del Caribe, al hacerlo contra Venezuela en la novena entrada en un triunfo de 5 carreras por 1.

David Valle es el primer jugador en la historia con dos grand slams en Series del Caribe, pues en 2014 registró el primero en la Final frente a Puerto Rico para dar el título a Naranjeros de Hermosillo

El Equipo Ideal quedó conformado por el receptor Sebastian Valle (México), el primera base William Saavedra (Cuba), el segunda base Carlos Benitez (Cuba), el tercera base David Vidal (Puerto Rico), el paracorto Freddy Galvis (Venezuela), los jardineros izquierdo Jason Bourgeois (México), central Chris Roberson (México) y derecho Ronnier Mustelier (México), el pitcher Lazaro Blanco (Cuba), el relevista Jake Sanchez (México) y el manager Roberto Vizcarra (México).

Entre lo curioso, los hermanos Jonathan SolanoDonovan Solano dejaron huellas para Colombia, al jugar para República Dominicana.

En par de encuentros, la llave de dobles matanzas de Dominicana se conformó por un tío y un sobrino, al jugar Anderson Hernández la segunda base y Sergio Alcántara las paradas cortas, respectivamente.

Con Puerto Rico también jugó Derek Rodriguez, hijo de Iván Rodríguez, ex receptor boricua de Grandes Ligas que recientemente fue elegido para ser entronizado en julio próximo en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Seis mexicanos fueron inmortalizados al Pabellón de la FamaVinny CastillaErubiel Durazo y Miguel Flores, como jugadores; Benjamín -Cananea- Reyes, como manager; Alfonso Araujo Bojórquez, como periodista. 

Además, Juan Manuel -Ley- López, ex dueño de Tomateros de Culiacán, fallecido en enero del 2016Inf. de Rubén Castro de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

LOS CUBANOS SOLICITARON SU MEMBRESIA A LA CDPC Y MONTAR EL EVENTO DEL 2020

Carlos TATIS | Culiacan *Sinaloa, México -- Cuba jugará por quinto año seguido como invitado especial en la Serie del Caribe del 2018, que está programada para celebrarse en Barquisimeto, Venezuela, acordaron el ayer las autoridades del béisbol de la isla y la Confederación de Béisbol del Caribe (CBPC), en el último día del clásico del 2017 en Culiacán, México.

Antes del inicio del campeonato en el Estadio Tomateros se había advertido sobre la posibilidad de que fuera el último de Cuba como invitado especial. En la Serie del Caribe compiten los equipos campeones de los torneos de béisbol invernal de República Dominicana, Puerto Rico, México, Venezuela y Cuba.

"Cuba aceptó seguir un año más en calidad de invitada especial, mientras trabajamos en completar el proceso para ser un miembro permanente de la confederación, con los mismos deberes y derechos que tienen todos los otros países que juegan en la Serie del Caribe", dijo el presidente de la Federación Cubana de Béisbol, Higinio Vélez.

"Para nadie es un secreto que Cuba es atractivo que le gusta a todo el mundo, que trae taquilla, y hemos decidido participar en Barquisimeto el próximo año. Cuenten con Cuba, que estará presente", dijo Vélez.

"De aquí a allá nos queda un año de trabajo, de conversaciones y análisis y quizás se logre lo que queremos, que se apruebe en algún momento ser miembro pleno con todos los derechos y deberes", puntualizó.

"No queremos nada exclusivo para Cuba, nada exclusivo para nuestros jugadores, sino lo mismo que tienen todos los otros equipos y los otros jugadores", dijo Vélez.

Cuba dominó la primera etapa de la Serie del Caribe (entre 1949 y 1960), ganando 7 de 12 versiones-- incluyendo las últimas cinco--, pero abandonó la CBPC cuando el gobierno prohibió el deporte profesional, incluyendo el béisbol, tras el triunfo de la revolución en 1959.

La isla regresó al campeonato anual en el 2013, pero como invitada especial por un período de cuatro años, que concluyó en Culiacán. La CBPC y las Grandes Ligas de Estados Unidos, que tienen un acuerdo de cooperación, aprueban el regreso de Cuba como miembro permanente a la Serie del Caribe. 

Cualquier acuerdo en ese sentido, debe ser aprobado también por el Departamento de Estado norteamericano, que es responsable de supervisar el bloqueo económico de la potencia mundial contra el país caribeño.

De Cuba conseguir su reingreso a la CBPC, entonces el siguiente paso sería reformar el orden de montaje de la Serie del Caribe desde el 2019 en adelante. Vélez reiteró que Cuba está preparada para montar la serie desde el 2020 si le tocara en el nuevo orden.

"Ya solicitamos por escrito ser miembro y montar la serie del 2020", dijo Vélez. "Sería un gran regocijo y gran alegría, para los cubanos. Gran alegría para los jugadores, los fanáticos y el resto del mundo", concluyó. Inf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

Carlos TATIS | Culiacan *Sinaloa, México -- Los Criollos de Caguas de Puerto Rico derrotaron 1 carrera por 0 a los Aguilas de Mexicali de México en 10 entradas en la final de la Serie del Caribe del 2017, en un emocionante y dramático partido celebrado a casa llena en el Estadio Tomateros de Culiacán, México.

Un elevado de sacrificio del receptor Jonathan Morales impulsó desde tercera base al torpedero Yadiel Rivera, quien comenzó la entrada con doblete contra el relevista Jake Sánchez (0-1), para producir la única anotación del encuentro. El dominicopuertorriqueño Miguel Mejía (1-0) lanzó dos entradas en blanco para anotarse la victoria.

Los Criollos atraparon el 4to. título de su historia (1954, 1974 y 1987), el primero para Puerto Rico desde el 2000 y el #15 para los boricuas, la 2da. mayor cantidad de la historia, solamente detrás de los 19 que suman los equipos de República Dominicana.

Con más de 19 mil fanáticos apoyando al local, los Criollos no se amilanaron para ganar su tercer partido decisivo consecutivo, tras comenzar perdiendo los primeros tres de la serie. Más de 130,000 aficionados pagaron boletas para presenciar en vivo una de los clásicos caribeños mejor organizado de los últimos tiempos.

Las primeras seis entradas fueron un gran duelo de lanzadores entre los derechos Adalberto Flores (6 IL, 1H y 1BB) y Héctor Velázquez (6IL, 5H, 0BB y 5K). Flores tuvo que dejar el juego luego de calentar para comenzar el séptimo inning, debido a una ampolla en su mano de tirar.

Los relevistas de ambos equipos siguieron colgando ceros hasta la conclusión de las nueve entradas regulares. Andrés Santiago (2IL) y Miguel Mejía (2IL) trabajaron cuatro episodios por Caguas, en tanto que los zurdos Tyler Alexander y Oliver Pérez hicieron igual por Mexicali

Puerto Rico ganó sus últimos 3 encuentros, contra República Dominicana (Tigres del Licey), Venezuela (Aguilas del Zulia) y México (Águilas de Mexicali); para conseguir una hazaña que parecía imposible, después que perdieron los 3 primeros de la serie.

Caguas, estubo abajo y supo recuperarse en sus últimas 3 series. Criollos estuvieron abajo 0-2 en la semifinal, ante los Indios de Mayaguez, y 2-3 en la final, frente a los Cangrejeros de Santurce, para sacudirse de ambos malos momentos y atrapar su primera corona de la Liga Puertorriqueña Roberto Clemente desde el 2013. 

Desde que la Serie del Caribe incorporó playoffs a su formato hace 5 años, 2 equipos que solamente ganaron un encuentro en la 1ra. ronda (el 1ro. fue Pinar del Rio de Cuba en el 2015) y 3 que no fueron líderes de triunfos, se coronaron campeones.

El antesalista David Vidal, quien bateó 417, tres cuadrangulares, cinco anotadas y cinco impulsadas, fue electo el Jugador Más Valioso. Vidal y el bateador designado Iván De Jesús integraron el equipo Todos Estrellas del torneo.

"Trabajamos mucho para ganar esta corona. Mantenernos positivos y trabajando fuerte, produjo un buen resultado", dijo Vidal, un jugador de 27 años que jugó en una liga independiente el verano pasado.

"Dios es grande y nos tenía guardado este regalo. Siempre recordaré haber sido parte del grupo que ayudó a que Puerto Rico Caguas cortaran rachas largas de no ganar la Serie del Caribe", concluyóInf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

 

Carlos TATIS | Culiacan *Sinaloa, México -- Una magistral joya de tres lanzadores llevó a México a su quinta final consecutiva de la Serie del Caribe.

Miguel Peña (5IL, 2H, 1BB, 4K), Héctor Daniel Rodríguez (3IL 0H 5K) y Jake Sánchez (1IL, 1BB, 1K) se combinaron para lanzar blanqueada de dos indiscutibles y 10 ponches en la victoria de las Águilas de Mexicali 1 carrera por 0 sobre los Alazanes de Granma cubanos en las semifinales ante una asistencia de 19,177 fanaticos en el Estadio de Tomateros en Culiacán, la capital de Sinaloa.

Hoy a las 7 pm local (9 pm ET), Mexicali será anfitrión de los Criollos de Caguas de Puerto Rico, que eliminaron a las Águilas de Zulia venezolanas en la otra semifinal, en la final de la Serie del Caribe del 2017. Adalberto Flores (0-1, 4.50) abrirá por Caguas y Héctor Velázquez (1-0, 1.80) por Mexicali.

El partido por el campeonato será transmitido por ESPNdeportes TV, ESPNdeportes Radio y ESPN Watch en Estados Unidos.

Desde que la confederación agregó rondas de playoffs al clásico regional en el 2013, los equipos mexicanos siempre han jugado la final, incluyendo en 2014, cuando Naranjeros de Hermosillo superó a los Indios de Mayagüez puertorriqueños en el estadio Nueva Esparta de Isla de Margarita, Venezuela.

Los clubes mexicanos ganaron cuatro de las seis ediciones anteriores de la Serie del Caribe, en tanto que ningún conjunto boricua levanta la corona desde el 2000. Mientras Caguas busca su cuarto título (ganó en 1954, 1974 y 1987), Mexicali va por el segundo, tras el solitario triunfo de 1986.

“Nuestro pitcheo merece un crédito especial por el desempeño ante equipos con tantos bateadores buenos”, dijo Roberto Vizcarra, el manager novato de Mexicali. “El pitcheo nos trajo donde estamos”, agregó.

El pitcheo fue el soporte del avance arrollador de México (4-1) a su quinta final consecutiva del clásico caribeño. Los lanzadores aguiluchos tienen efectividad de 1.64, fruto de 8 carreras limpias en 44 entradas; con 34 ponches y 10 bases por bolas.

Ayer, el cuerpo monticular mexicano, que perdió al relevista Sergio Romo, quien se marchó de Culiacán a completar un acuerdo con los Dodgers de Los Angeles, superó su gran desempeño de una serie matizada por buen pitcheo y una gran fiesta en las gradas del moderno estadio de los Tomateros de Culiacán de la Liga Mexicana del Pacífico.

El encuentro entre Alazanes y Águilas es el primer partido que termina 1 carrera por 0 en el clásico caribeño desde que los Tigres de Aragua venezolanos vencieron con ese marcador a los Venados de Mazatlán mexicanos el 3 de febrero del 2009 en el estadio Casas GEO de Mexicali, México. Un cuadrangular de Héctor Giménez en el cierre de la undécima entrada decidió el triunfo de Aragua, que ganó la corona en esa edición del torneo.

El dominio de los lanzadores mexicanos fue tan contundente, que se combinaron para retirar a 24 bateadores cubanos en orden entre la primera y novena entradas.

Asombrosamente, los tres primeros bateadores de Granma alcanzaron bases contra Miguel Peña comenzando el juego (el jardinero Víctor Mesa Jr. pegó sencillo, pero fue atrapado fuera de la primera base, Yunior Paumier recibió boleto y Alfredo Despaigne bateó doblete) pero no pudieron anotar. Despaigne fue el último que pisó una almohadilla hasta que mesa recibió boleto de Jake Sánchez comenzando el noveno.

El estelar Lázaro Blanco (1-1), fue el lanzador derrotado. Trabajó 7 entradas completas, permitió 4 batazos por terreno de nadie. Al derecho cubano le fabricaron una carrera, otorgó un pasaporte  y abanicó a 5 contrarios.

Con el partido sin carreras en la quinta entrada, México logró anotar la única vuelta que permitió el derecho Lázaro Blanco (1-1, 0.68) en dos salidas en la serie. Ronnier Mustelier recibió base por bolas, Sebastián Valle se apuntó hit al cuadro con toque por tercera base y el veterano antesalista Agustín Murillo bateó sencillo al jardín izquierdo para impulsar a Mustelier.

 

Blanco llenó las bases con un out, pero se autorelevó, dominando al peligroso Jason Bourgeois con rodado a la intermedia que inició una doble matanza en lo que pudo haber sido el último partido de Cuba en una Serie del Caribe.

“Desde el primer partido que abrí, sabía que abriría en las semifinales si llegábamos hasta aquí”, dijo Blanco, quien blanqueó a los Tigres del Licey de República Dominicana por más de seis entradas en el primer partido de la serie, el pasado miércoles.

Tras una ausencia de cinco décadas, Cuba regresó a la Serie del Caribe en 2014 para agotar un plan de cuatro años como invitada especial. La mayor de las Antillas solamente seguiría jugando si es aceptada como miembro permanente de la Confederación de Béisbol del Caribe, algo que está por verse.

“La afición cubana es beisbolera. En Cuba, el béisbol es pasión. Si dejáramos de participar en la Serie del Caribe, el público lo sentiría. Claro que sí”, dijo Carlos Martí, quien condujo a Granma a su primer título en la Serie Nacional cubana y a su debut en una Serie del CaribeInf. de Enrique Rojas de ESPN Digital fue utilizada en este reporte.

Página 1 de 30

Buscar

   
    Ferienhaus Ostsee

Quien esta en Linea

Tenemos 39 visitantes y ningun miembro en Línea